Seleccionar idioma
  • Italiano
  • English
  • Deutsch
  • Español
  • Français
El carrito está vacío
close

Ekar: Las reflexiones de un campeón mundial

19 enero 2021
Ekar: Las reflexiones de un campeón mundial

Alessandro Ballan corre con el maillot del arco iris —en 2008, con su victoria en Varese, se ganó el derecho a llevarlo de por vida.

 

El italiano de 41 años ha corrido en las competiciones más duras del mundo y ha ganado en las más importantes: el Mundial, en las Clásicas de Primavera, ganando carreras por etapas y una etapa de montaña en la Vuelta donde lució el maillot rojo de líder.

Ahora, como muchos otros ciclistas de carretera, ha empezado a aventurarse por los caminos de tierra y se ha sentido atraído por el mundo del gravel.

Alessandro monta el grupo Ekar en su bici gravel BMC URS, con un plato de 40 dientes y un grupo de piñones 9-42.

 

 

Nos reunimos con él durante una salida en otoño y recopilamos sus reflexiones sobre el nuevo grupo gravel Campagnolo Ekar, que está utilizando desde hace un año. En su carrera de ciclista, amateur, profesional y tras retirarse, Alessandro ha sido testigo de importantes desarrollos en la tecnología de las bicicletas, entre ellos la transmisión:

«Empecé a correr en 1986, tenía un grupo de 6 relaciones y el cambio estaba en el cuadro», recuerda. «¡La tecnología ha avanzado muchísimo desde entonces! Es importante poder cambiar rápidamente al salir de una curva o en el sprint final. Incluso en las subidas es necesario disponer de buenas relaciones, así que es fundamental elegir bien el grupo. Y el desarrollo tecnológico sigue avanzando con mayor rapidez. »

Después de llevar casi un año pedaleando con el grupo Ekar (ha estado probando varios prototipos Campagnolo y dando su opinión a los técnicos durante todo el proceso de desarrollo), Alessandro está muy satisfecho con la velocidad y la fluidez de cambio del sistema 1x13:

«Es muy rápido y fluido cuando vas despacio, pero también cuando haces un sprint y necesitas un cambio reactivo».

La zona de Italia donde vive y monta regularmente en bici es llana, pero está cerca de los Alpes, así que dispone de un terreno mixto, interesante y desafiante según el recorrido que elija:

«Utilizo Ekar siempre, en los caminos de tierra, en las carreteras normales y en montaña, en condiciones siempre diversas —en mi opinión, es mejor aún bajo la lluvia», dice Alessandro. «Mi entrenamiento normal suele ser de tres horas, comienzo en llano a lo largo del río, luego subo y bajo unos 500 m de desnivel, con elementos técnicos, y luego la vuelta a casa. Una de las salidas más largas y difíciles es la subida de cuatro horas al Monte Grappa: es una subida muy empinada con muchos caminos de tierra».

 

 

Y en estas salidas es donde "Bontempino" ha apreciado la amplia gama de relaciones de Ekar:

«Funciona muy bien porque puedo usar el piñón más pequeño en las bajadas y el más grande en las subidas más difíciles», explica. «13 piñones marcan la diferencia en cualquier recorrido. Lo que más me gusta de Ekar son las 13 velocidades y que no lleva la segunda palanca del desviador».

Pero todo lo que sube tiene que bajar... Alessandro también tiene una buena impresión de los frenos de Ekar.

«Me encanta el freno de disco. El agarre y la ergonomía de los mandos Ergopower son excelentes —la frenada, muy potente, detiene la bici sin problemas. Tengo las manos grandes y me he adaptado de inmediato al agarre y la goma de las manetas evita que resbale, incluso con lluvia.»

Los próximos meses serán lluviosos en el norte de Italia: un momento ideal para divertirse por los caminos de tierra, desarrollar nuevas habilidades y tener nuevas historias que contar.

 

 

Aunque Alessandro ya está proyectado más allá del invierno:

«El verano que viene quiero correr en la Veneto Gravel. Es una carrera local, ¡todo por caminos de tierra!»

Si estás planeando una carrera gravel en el futuro o si eres un ciclista de carretera que quiere lanzarse a sus primeras aventuras en el mundo del gravel, aquí te dejamos los consejos de un campeón mundial:

«En la conducción gravel tienes que estar más concentrado en lo que hay debajo de las ruedas, porque la bici está en contacto más directo con la suciedad. Y siempre hay que tener mucho cuidado en las curvas, porque las curvas en tierra no se toman como en el asfalto.»

 

 

 

¡Gracias Alessandro!

Este sitio utiliza cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible, además de para fines comerciales y publicitarios. Si continúas navegando por el sitio y no las deshabilitas, nos autorizas al envío y al uso de las cookies en tu dispositivo. Para leer nuestra política en materia de cookies, haz clic aquí.