Seleccionar idioma
  • Italiano
  • English
  • Deutsch
  • Español
  • Français
1933-42

1933-42

Tullio Campagnolo
un ciclista,
un innovador

El 11 de noviembre de 1927 cuando Tullio Campagnolo se encontró solo, bajo las primeras cuestas del Croce d’Aune, no tuvo miedo y no se dio por vencido.
Aquella gélida mañana, cuando las manos entumecidas por el frío le impidieron aflojar las tuercas de mariposa del buje de la rueda para poder cambiar de piñón, Tullio Campagnolo tuvo una intuición: rediseñar la palanca de la tuerca para poder accionarla con mayor facilidad.

1933: Inicia la era de Campagnolo

El cierre rápido fue patentado el 8 de febrero de 1930, pero no se empezó a fabricar a nivel industrial hasta 1933.
En ese año Tullio Campagnolo funda la empresa Campagnolo, con sede en la trastienda de la ferretería de su padre situada en Corso Padova 101, Vicenza.
Nace lo que luego se convertirá en la marca símbolo de la evolución del ciclismo moderno.

La innovación siempre ha sido el resultado de la investigación y la experimentación

Campagnolo sigue las carreras, habla con los ciclistas, recoge información, sugerencias. Interpreta todos esos datos que ha recogido en el campo, luego toma papel y lápiz y se pone a diseñar bocetos, proyectos para más tarde ponerse manos a la obra en la trastienda de la ferretería.

Italia y los mitos del ciclismo.

Precisamente en esos años, en 1936 para ser exactos, Bartali pasa a la categoría profesional y enseguida se hace notar ganando dos veces el Giro de Italia.
En 1938 se adjudica su primer Tour.
Está a punto de nacer el dualismo en el ciclismo con Fausto Coppi, e Italia se prepara para convertirse en un punto de referencia del ciclismo mundial.

La innovación es continua ya desde el principio, Campagnolo desarrolla el “cambio de varillas”.

Peso reducido, gran fiabilidad y sin rozamientos. Las soluciones a las necesidades y los desafíos de los mitos del ciclismo llegan siempre de la tienda de Vicenza.
El ingenio de Tullio Campagnolo lo lleva a seguir desarrollando la idea del cierre rápido.
El 4 de mayo de 1940 nace el “cambio de varillas”. Dos palancas controlan el desacoplamiento de la rueda y la posición de la cadena.
“Senza attriti e senza rumore” (Sin rozamientos y sin ruido) era el eslogan de Campagnolo en los años 30.

Los grandes del ciclismo vuelven a las carreteras de Europa y nace el cambio moderno

El impulso por la innovación es muy fuerte y, con la reanudación de las carreras internacionales, Campagnolo vuelve a ponerse manos a la obra. Mejora sus productos y busca constantemente soluciones de vanguardia.
Mientras Coppi y Bartali continúan con su duelo, Campagnolo trabaja en lo que luego será “el cambio”.

Sigue la guerra mundial, pero se reanudan las carreras lideradas por Coppi

Europa vuelve a ser el escenario de otra guerra mundial.
El ciclismo, al igual que todos los demás deportes, fue interrumpido y no se reanudó hasta 1946, año en que Coppi se adjudicó la Milano-San Remo y Bartali ganó el Giro de Italia.
En 1949 será Coppi quién se adjudique una doble victoria: el Tour de Francia y el Giro de Italia.

Tullio Campagnolo está decidido a revolucionar los sistemas de cambio.

En 1946 el cambio de doble varilla evoluciona en la versión Corsa 1001, con la que Gino Bartali ganó el Tour de Francia de 1948.
En 1949 los mandos de desenganche y cambio confluyen en una palanca única. Nace el Paris-Roubaix 1002, que recibe ese nombre en honor a Fausto Coppi por su victoria en la carrera homónima de 1950.

Campagnolo trabaja con el mismo espíritu competitivo con el que se retan Coppi y Bartali, sin dejar espacio a los competidores.

En 1949 Campagnolo también presenta en Milán un prototipo de desviador trasero que prevé el uso de un paralelogramo deformable y un tensor de cadena con doble polea.
El nuevo cambio se acciona mediante dos cables flexibles y dos mandos situados en el tubo oblicuo.
Pero aún está en fase experimental y solamente se fabrican 10 unidades.

La técnica del cambio ha llegado a su punto de inflexión: en 1950 debuta el primer cambio de paralelogramo, el Gran Sport 1012.

La innovación en casa Campagnolo se llama Gran Sport, es la máxima expresión de la tecnología del ciclismo de esa época.
La versión definitiva, que sale en 1951, ha sido mejorada aún más. El sistema revisado prevé el uso de un solo cable y un muelle antagonista.
Todavía más simple, todavía más rápido.
Es perfecto: será todo un éxito.
Nace el cambio moderno.

El ciclismo se hace cada vez más popular y las exigencias de mercado aumentan

Los años 50 son el escenario de un amplio desarrollo, el mundo occidental vive una época florida de recuperación. En el ciclismo se abren paso nuevos nombres y las necesidades de los que pedalean se hacen cada vez más específicas. Campagnolo amplía el concepto de transmisión.

El ciclismo profesional evoluciona. Se afirman caras nuevas y se desarrollan nuevas soluciones técnicas.

El dualismo entre Bartali y Coppi llega a su fin. El 'Campionissimo' gana su último Giro de Italia en 1953. Luego será el turno del suizo Clerici, de Bobet y, sobre todo, de Anquetil que triunfó nada más llegar, precisamente en 1953, con tan solo 19 años.
Mientras tanto se desarrollan y se utilizan los primeros desviadores delanteros: aumenta la variedad de los cambios.

Nace el primer “Grupo”

Campagnolo no se limita a la producción del cambio.
En 1956 llegan la tija de sillín, la dirección y los pedales.
Con los platos y las bielas, que se introducen en 1959, se define lo que normalmente se entiende por “grupo”.
Se trata de un concepto muy importante e innovador.
La idea de grupo se consolidará en los años siguientes con la creación de componentes diseñados específicamente para que interactúen a la perfección.

Objetivo: seguir mejorando. Nace el cambio Record

La fiabilidad y las prestaciones del cambio GranSport se mejoran aún más con la introducción, en 1962, del cambio Record. La geometría es cada vez más moderna, el balancín avanzado permite que la cadena envuelva mejor a los piñones y, por tanto, se puede adoptar una gama más amplia de cambios.

Las etapas se hacen más duras – Campagnolo desarrolla el Triple

Cambia también la relación de los cambios.
Los nuevos platos y bielas de cinco brazos que propone Campagnolo llevan un diámetro de anclaje que permite montar engranajes con menos de 47 dientes, el límite de aquella época. En 1961 se realiza un triple plato, precursor de estos tiempos en los que el ciclismo exige cada vez más a la bicicleta.

Campagnolo es líder, una empresa global

Los años Sesenta son un trampolín para Campagnolo, que se convierte en el nombre de referencia para los componentes.
En el Tour del 63, de los 130 inscritos en el Tour nada menos que 110 de ellos montan el cambio Campagnolo en sus bicicletas.
Empiezan las exportaciones a todo el mundo, Campagnolo abre una planta cerca de Bolonia y empieza a experimentar en nuevos sectores.

Anquetil, Gimondi y “el Caníbal”

Anquetil domina el Tour durante años, pero su larga serie de victorias fue interrumpida por un italiano: Felice Gimondi.
Mientras tanto se va perfilando otro campeón absoluto: Eddy Merckx.
Para los demás no suelen quedar más opciones que luchar por el segundo puesto.
La potencia del belga queda patente en todos los terrenos y, generalmente, arrasa allí donde va: le llaman “el Caníbal” y es por algo.
Giro, Tour, Mundial, Récord de la Hora, Clásicas...
No se le escapa casi nada y el ciclismo se inclina ante él.

Nuevos materiales y menos peso son las características principales del Nuevo Record

Pisando el acelerador de la innovación, Campagnolo adopta los mejores materiales. Aligera el cambio presentando el Nuevo Record, conseguido mediante el empleo de aluminio forjado en frío. El Nuevo Record obtiene una excelente acogida y alcanza una enorme popularidad, marcando la historia de Campagnolo durante quince años.

Pero no se limita al ciclismo. Es un mundo que está cambiando y los horizontes se abren más allá de lo imaginable. El hombre viaja a la luna.

En los años 60 el hombre Campagnolo empieza a expresar al máximo su creatividad y la empresa alcanza cumbres de popularidad insospechadas, Campagnolo va más allá de la bicicleta.
Realiza ruedas muy apreciadas en el mundo de las carreras de motos y de coches, y, además, realiza componentes en magnesio para la industria aeroespacial (NASA).
Estamos en el alba de una nueva era, en la que Campagnolo se ha convertido en el referente de los componentes para bicicletas.

El ingenio, la atención y la calidad muchas veces son el fruto de necesidades tanto prácticas como complejas.

El ingenio de Campagnolo también se manifiesta en la vida cotidiana. Abriendo una botella de vino, Tullio se hace una herida en una mano y se da cuenta de que el abrebotellas tradicional puede ser mejorado. Afronta el problema como si se tratase de un cambio que no funciona bien e inventa un abrebotellas que permite abrir las botellas sin esfuerzo y con total precisión. Se convierte inmediatamente en un objeto de culto.

Nace el Mito, nace el Super Record

Los años setenta se caracterizan por los mitos.
En las carreteras de Europa está Eddy Merckx, que siempre va dejando huella, pero en las bicicletas de todos los ciclistas se encuentra el nuevo Super Record, el verdadero y único protagonista.
Campagnolo propone materiales que jamás se habían empleado antes, con una fiabilidad y una calidad insuperables.
El diseño del Super Record persigue un único objetivo: maximizar las prestaciones.

Las nueva caras del ciclismo: de Merckx a Moser y Hinault

Merckx continúa imponiéndose … gana el Tour del 73 y del 75 y el Giro del 73 y del 74.
También son los años de Gimondi y Battaglin, pero ya empieza a entreverse otra rivalidad histórica: la de Moser y Saronni.
En las carreras por etapas de 1978 destaca muy por encima un francés: es Bernard Hinault que se lleva a casa cuatro veces el Maillot amarillo y que también terminaría poniéndose el Rosa. En 1982 será el autor del doblete Giro-Tour.

Las carreras profesionales siempre han sido el laboratorio de investigación y desarrollo de Campagnolo

Tullio Campagnolo está siempre presente; en todas las etapas, en todas las carreras, con los líderes y con los gregarios de los equipos.
Quiere escuchar, quiere saber directamente de los ciclistas qué se puede mejorar y dónde.
Y precisamente de esta relación, de este intercambio constante de información y de una intensa actividad de desarrollo, nace el grupo por excelencia.

1973: Campagnolo presenta el Super Record

El Super Record puesto a punto por Campagnolo es una piedra angular y aterriza en el ciclismo con la violencia de un corredor infatigable.
Se estuvo produciendo desde 1973 hasta 1987, fue actualizado con la versión negra y plata en 1979.
El cambio está realizado en Ergal y Titanio.
Todo un éxito por su ligereza, precisión y gusto por la estética.
Las piezas de titanio hacen que sea sumamente ligero: pesa menos de 200 gramos.

Del peso a la personalización. Campagnolo va más allá de la transmisión.

El aluminio y el titanio también llegan a la rueda libre, el peso de las bicicletas disminuye y luego se avanza, se exploran otros sectores.
Llegan el cascanueces y los sillines “Electa”, personalizables mediante un sistema neumático.
El triple plato se impone en carretera: Giovanni Battaglin lo utiliza en 1981 para ganar la etapa de las Tre Cime de Lavaredo del Giro de Italia, que terminó con el Maillot Rosa.

El grupo del “Cincuentenario” es un objeto de colección.

Los componentes llevan la firma de Tullio Campagnolo, la tornillería está chapada en oro, es una serie limitada que se vende en un maletín diseñado para la ocasión e incluye un certificado de autenticidad. Además, el molde inicial fue realizado a la antigua usanza: con la lima.
Es simplemente magnífico, único y perfecto.

Ahora le toca a su hijo, Valentino, hacerse cargo de administrar esta gran empresa.

Precisamente en esa época, en 1984, Francesco Moser, estableciendo el Récord de la Hora, marca un hito importante para el ciclismo.
La bicicleta se transforma, se habla de aerodinámica mucho antes que de ligereza, llegan materiales nunca vistos hasta ese momento.
El acero se aligera y llega la aleación de aluminio para los tubos de los cuadros. Campagnolo no se hace esperar…

Aerodinámica, líneas y diseño. En otras palabras el grupo C-Record

El C-Record, que hace su primera aparición en 1984, es un grupo de componentes que presenta una línea completamente innovadora.
Formas suaves y aerodinámicas en todos los detalles y, sobre todo, los frenos Delta, que son elementos únicos.
El nuevo grupo, paulatinamente, llega a ser considerado como uno de los más bonitos de la historia de la bicicleta.
Mientras tanto, entre 1984 y 1990, la marca de Vicenza firma 6 Mundiales, 5 Giro de Italia, 6 Tour de Francia.

Es la era de Bernard Hinault, de Lemond y de un joven Indurain.

En 1985 Hinault conquista el Giro y el Tour montando componentes construidos en Vicenza.
En 1986 Lemond es el primer americano que se proclama campeón de la carrera francesa. Repite en 1989 y en 1990.
Y luego el triplete Giro, Tour y Mundial en 1987 firmado por Stephen Roche.
Pedro Delgado gana el tour en 1988. Lleva un gregario que está pisando fuerte: Miguel Indurain.
Desde 1991 el maillot amarillo pasará a ser algo personal del Navarro.

En Campagnolo el lema es: innovación continua. Los estudios de aerodinámica se aplican a las ruedas.

En 1986 Campagnolo amplía su gama de productos también a las ruedas. Presenta una nueva línea de ruedas “fluidodinámicas”.
Así nace Ghibli, la primera rueda lenticular.
La manejabilidad deja espacio a una mayor penetración aerodinámica. Empiezan a verse los primeros experimentos, los primeros cuadros y las primeras configuraciones específicas para las carreras contrarreloj.

Nace Shamal, la primera rueda completa Campagnolo.

Mientras las ruedas libres van pasando de seis, a siete y, por último, a ocho velocidades, Campagnolo sorprende al mundo con una rueda completa de alto perfil, la Shamal.
Un éxito formidable.
Con ella se consolida el concepto de rueda completa que ya sale montada de fábrica.

El ciclismo avanza y se hace más metódico en la elección de sus objetivos.

A finales de los años 90 llegan otros grandes éxitos en el Tour, que siguen acrecentando el prestigio de Campagnolo: sobre todo, los de Marco Pantani, el primer corredor italiano, después de Coppi, que consigue ganar en el mismo año, 1998, el Giro y el Tour.
El legendario Pirata corre con el grupo Record y ruedas Shamal.
Y precisamente las ruedas se convertirán en el nuevo “caballo de batalla” ganador de la marca Campagnolo.

Son los años de Miguel Indurain, de Ullrich y Pantani

Gracias a sus dotes de contrarrelojista, Miguel Indurain, con grupo y ruedas Campagnolo, gana de 1991 a 1995, cinco Tour de Francia consecutivos.
Jan Ullrich gana el Tour en 1997 y en 1999 la Vuelta.
En 1998 Marco Pantani gana el Giro y el Tour con Campagnolo, y sus hazañas conquistan incluso al público que normalmente no sigue el ciclismo.
En 2002 el sprinter Mario Cipollini gana el mundial.

Cambia la forma de montar en bicicleta: se puede cambiar de relación sin tener que quitar las manos del manillar.

Campagnolo desarrolla los Ergopower, los primeros mandos del mundo que llevan los cables por dentro.
La ergonomía y la seguridad son sus objetivos.
Campagnolo desarrolla mandos ligeros con un diseño exclusivo.
El nuevo sistema de cambio se llama “One Lever – One Action”. El ciclista ahora puede accionar los mandos de forma intuitiva, rápida y decidida.

Ligera, de alto rendimiento y sobre todo Full-Carbon

En 1994 nace otro símbolo de innovación en el ciclismo. Ligereza, aerodinámica y una excelente manejabilidad se funden en un único producto, la rueda Bora. Es la primera rueda Campagnolo de alto perfil 100% de carbono.
Pesa 200 gr. menos que la de cualquier otro competidor, es la solución perfecta para los ciclistas más exigentes.

El ciclismo se ha convertido en un fenómeno global y la innovación tecnológica va más deprisa que nunca.

Los materiales y las tecnologías se desarrollan para satisfacer con creces las necesidades de cualquier profesional.
Campagnolo va más allá de cualquier expectativa.
Desarrolla nuevas soluciones para la caja del pedalier, propone una transmisión de 11 velocidades y se prepara para hacer frente a la era electrónica con soluciones técnicas nunca vistas.

Preparación, táctica y tecnología: es el ciclismo del nuevo milenio.

Las carreras están protagonizadas por campeones como Boonen y Petacchi. Equipado con grupos y ruedas Campagnolo, Ballan gana el mundial de 2008, Basso el Giro de 2010 y Gilbert conquista las clásicas del norte.
Mientras el ciclismo sigue narrando historias de duros esfuerzos por las carreteras de todo el mundo, Voeckler es protagonista en Francia y Greipel firma su victoria número cien corriendo con el grupo electrónico de Campagnolo.

"Paolo Bettini y los platos y bielas Ultra Torque

El Ultra-Torque es la nueva caja del pedalier desarrollada por Campagnolo, que adopta la junta con dentado HIRT.
Bettini siente curiosidad por esta novedad y pide probarla durante los entrenamientos: fue seducido inmediatamente por la ligereza y la rapidez de transferencia de carga de la pedalada.
Así que decide montar los platos y bielas Ultra-Torque™ en la bicicleta que lleva al mundial que ganará, por segunda vez, a su manera.

11 velocidades: una revolución

La revolución de 2009 marca una época: 11 piñones en la caja y un grupo completamente nuevo al top de la gama:
vuelve el Super Record.
Un piñón más y un grupo completamente revisado para unas prestaciones sin precedentes. Los mandos Ergopower también son rediseñados por completo, ahora son más fáciles y cómodos de empuñar.

El grupo electrónico EPS: un ambicioso proyecto emprendido por personas con una gran visión de futuro.

Campagnolo lleva varios años experimentando en las trasmisiones electrónicas. Esta tecnología evoluciona a la par que aumentan los cambios de la bicicleta.
Es un proyecto que nace y se desarrolla “en el campo” con la colaboración de equipos PROFESIONALES como Movistar.
Cuando en 2011, Campagnolo debuta con su transmisión electrónica, presenta nada más y nada menos que dos grupos: el top de gama Super Record EPS y el Record EPS.

La electrónica y la evolución del mercado global.

En julio de 2012 Campagnolo presenta también el Athena EPS. La misma tecnología que el top de gama pero reemplazando el carbono por aluminio. El grupo electrónico Campagnolo ahora es más accesible.
El público aprecia la precisión y la sensación que ofrece el nuevo sistema proyectado en Vicenza.
Con la tecnología electrónica Campagnolo es imposible equivocarse.

Los grupos y ruedas Campagnolo: protagonistas de la temporada Pro Tour 

Los grupos electrónicos ya han superado brillantemente la prueba más extrema, equipando y respaldando las victorias de los mejores equipos Pro-Tour desde 2012.

Los éxitos no han cesado, en 2014 Campagnolo se adjudicaba la victoria en el Giro d'Italia con Quintana y en el Tour de France con Vincenzo Nibali.

En 2015, los productos Campagnolo equiparán a los equipos Astana, Movistar, Lotto-Soudal, Europcar y Bardiani-CSF Inox.

80 años de pasión por el ciclismo y la innovación

Hemos vuelto la mirada atrás, pero ahora, según es nuestra costumbre, volvemos a mirar hacia delante. Porque hace 80 años que llevamos apostando por la innovación, centrándonos sólo y exclusivamente en el próximo objetivo.
¡Gracias a vuestra pasión y a nuestro esfuerzo seguiremos innovando en nuestro deporte favorito!

“Campagnolo representa no sólo la búsqueda de la perfección técnica, sino también la pasión, el esfuerzo, el sufrimiento, el mito, el pasado, el presente y el futuro del ciclismo, el deporte más bonito del mundo.”
Valentino Campagnolo

La historia no hace concesiones. Lo que somos hoy se puede construir solamente con paciencia
El 11 de noviembre de 1927, cuando Tullio Campagnolo se encontró solo bajo las primeras pendientes del Croce d’Aune, no tuvo miedo y no se rindió. Ahora, que en nuestro recorrido podemos contar con multitud de amigos, aficionados y seguidores del producto Campagnolo, ya nada nos parará. Precisamente de esa imagen de principios de siglo queremos iniciar para recorrer las etapas más significativas de nuestra historia pasada y reciente.
loghi
Tienda
Encuentra la tienda más cercana
Tienda virtual
DESCUBRE TODOS LOS ARTÍCULOS CAMPAGNOLO
Envío gratuito para compras superiores a € 100
Más información
Este sitio utiliza cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible, además de para fines comerciales y publicitarios. Si continúas navegando por el sitio y no las deshabilitas, nos autorizas al envío y al uso de las cookies en tu dispositivo. Para leer nuestra política en materia de cookies, haz clic aquí.